500 Millas Argentinas (Parte II: Circuitos)

El presente texto fue tomado de una web que ya no se encuentra online y pertenecía al Club Atlético Rafaela. Fueron adaptadas unas pocas líneas tratando de conservarlo en su estado original en la medida de lo posible. Resume muy bien los diferentes trazados utilizados en el historial de la mítica prueba con información que puede ser complementada con otras webs que afortunadamente podemos encontrar online:

25 de Mayo de 1919, fecha cierta en el calendario automovilismo Argentino, fruto del esfuerzo de un grupo de entusiastas y voluntarios hombres de Atlético de Rafaela, que se lanzó con fuerza y pasión a la tarea de organizar una carrera de automóviles en circuito abierto y constituye la trilogía indestructible de la fe, la esperanza y el porvenir. La carrera finaliza con el triunfo de Oberdan Piovano con un coche Overland y a un promedio de 77,349 km/h.

1919, bautismo de nafta y aceite, que signo una trayectoria para el automovilismo Argentino, que convierte al Club Atlético de Rafaela en “Cumbre del Automovilismo”, que sin ser los primeros, adquiere por su empeño y tenacidad, un lugar de privilegio en la esfera automotriz, y acaso por su actividad desarrollada, en gran parte de la rica historia de este deporte sobre ruedas.

De 1919 a 1925 se utilizaron circuitos callejeros, que partiendo de nuestra ciudad recorría varias poblaciones vecinas con regreso a Rafaela.

Con el comienzo de las 500 Millas el 29 de agosto de 1926 con el triunfo de Raúl Riganti, fue utilizado un circuito de 2 rectas largas por caminos rurales, 4 curvas y rectas, 2 rectas cortas conformando un circuito tipo óvalo de 37.905 metros, disminuyendo con el transcurrir de los años llegando en el año 1948 a 8.746, 41 metros, hasta el año 1951, último competencia de este tipo de circuitos, con el triunfo de José Fanto.

En el año 1952 se construye el actual Autódromo con un circuito con piso de tierra compuesto de dos rectas de 1.477,10 metros y dos curvones de 844,20 metros siendo el recorrido total de 4.662,60 metros, inaugurando en el año 1953 con una competencia de Turismo Carretera ganada por Juan Galvez y utilizando hasta 1964 con las 500 Millas Argentinas, siendo ganador el recordado riocuartense Domingo Di Santo.

En el año 1966 se pavimenta el actual óvalo que es repavimentado y ensanchado en 1971 de 4.662,60 metros de recorrido compuesto por dos rectas de 1.181,01 metros, 4 clotoides de 361,52 metros y dos curvones circulares con una pendiente de 15% de 408,18 metros de longitud y un ancho de 18 metros.

Compartir esta entrada en

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *